Los artículos más recientes en el nuevo sitio:

Mudanza y lavado de cara para el blog

lunes, 4 de enero de 2010
Queridos seguidores:

Me da muchísimo gusto tener que avisarles que este blog se muda, con todo y sus comentarios, para Wordpress y por acá les dejo la dirección para que no perdamos el contacto:

http://lebarrueto.wordpress.com

Los retos del 2010 y la participación de los jóvenes en los foros mediáticos

domingo, 3 de enero de 2010
.

En la sección de opinión de la edición dominical de Prensa Libre, me topé con las colaboraciones de Camilo Peña y Pedro Cruz en cuanto a los retos para el próximo año y las soluciones. Si han seguido la pista de Cruz en su creciente participación como dirigente de Jóvenes por Guatemala, verán que el tipo tiene futuro como político y a lo mejor nos lo encontremos en con una diputación de aquí a un par de años (aunque esto es una mera opinión).

Su columna, titulada "Los jóvenes tenemos más retos", tiene ese aire de esperanza irracional de que la juventud está a cargo de preocuparse por la situación del país y que la línea de acción debe ser una de incremento de la participación dentro de la toma de decisiones, aunque su línea argumentativa no va mucho más allá. Con la frase que dice "Es momento de tener fe en que Guatemala va a cambiar y alcanzaremos nuestros sueños y metas" puede convencer a casi la totalidad de sus lectores, pero hasta donde mi lectura me permite escudriñar en su forma de pensar, no hay propuesta concreta alguna.

Otra es la historia con la columna de Camilo Peña, titulada "El cambio comienza con las nuevas ideas", una aproximación políticamente incorrecta a la serie de problemas centrales que aqueja a Guatemala desde hace siglos y que (¡oh, no!) poco tiene que ver con quién se encuentra en el poder mientras escribo estas líneas. Por el contrario, como dice Peña, toca emanciparse tanto "de aquella izquierda que aún se justifica en argumentos políticos y no científicos [...] que ha embrollado la historia del país y que critica la civilización occidental al mismo tiempo que exige todas las bondades materiales que esta ha creado..." como de aquella derechas estatista que lo único que han logrado es que se destruya la imagen heroica del empresario y se destruya ese concepto, sustituyéndolo por la del mercantilista que se beneficia de la protección gubernamental.

Estoy totalmente de acuerdo con Peña en que los jóvenes, cuya participación fue catapultada durante el año anterior, deben "consolidarse como el inicio de una corriente racional", a través de propuestas concretas y que parten de un marco ideológico coherente y lógico como ProReforma. Esperemos que este sea el año de ese proyecto de reforma a la Constitución, porque es del Derecho (con mayúscula) y no de la aplicación de la fuerza de ninguna forma de donde surge el progreso.

.

Cine para empezar el año

-
Durante estos días de descanso, me consentí revisitando películas que están en la lista de mis favoritas y con algún que otro estreno. Pensé en escribir al respecto porque este año que empieza tengo como proyecto iniciar un club de cine, para apreciar un poco más ese arte, que aunque en el listado de todos sea sólo el séptimo, es mi favorito.

Cinema Paradiso

La obra maestra de Giuseppe Tornatore, una especie de autobiografía al mismo tiempo, está definitivamente entre la lista de películas que me llevaría conmigo a una isla desierta. Una historia muy honesta sobre el amor al cine (que comparto con Tornatore), que le dio forma a la
carrera y la historia personal del personaje principal durante su niñez, su juventud y su vejez, presentada al público como un drama a ratos divertido y cómico, pero siempre ingenioso, es en extremo más valiosa que la tonelada de efectos especiales que en pleno 2010 podemos ver en casi la totalidad de las producciones que nos llegan desde Hollywood. (Aló, Avatar).
En fin, esta obra cuenta con personajes entrañables y hermosamente interpretados, acompañada por la música compuesta por el maestro Ennio Morricone y es reconocida como la película que revivió la industria cinematográfica italiana. A must watch.

Nota: Existe la versión original y el director's cut. Recomiendo la versión original, por mucho.

El diálogo como protagonista

También vi el dúo de películas del director Richard Linklater en donde el protagonista es el diálogo entre los dos personajes principales, interpretados por Ethan Hawke y Julie Delpy. Before Sunrise y Before Sunset están en mi lista de favoritas porque dan un sentimiento que pocas otras obras artísticas logran. Ése es la cotidianidad: en la conformación psicológica de los personajes, sus ideas y en el setting de los acontecimientos, además de que el bajo presupuesto obligó a los productores a crear una línea argumentativa más pura (aunque esto último sea solo una opinión).



Tanto Before Sunrise como Before Sunset son películas que lanzan una mirada honesta a las relaciones de pareja, sobre todo cuando la película original y la secuela no se analizan como tales, sino como dos partes de una sola composición.

The Shawshank Redemption

Morgan Freeman, Tim Robbins y un menos conocido James Withmore (interpretando a Brooks Hatlen, de mis personaje favoritos en la película) ofrecen todos actuaciones memorables en esta producción que nos habla de cómo cuatro paredes no pueden vencer a un hombre, únicamente reduciendo pero no eliminando la libertad y la esperanza de un hombre que sabe mantener la integridad incluso luego de tantos años en un sitio hostil donde se aplicaba la fuerza a discreción de los carceleros y los guardias.

Me fascina la cinematografía y la narrativa de esta película, además de los sutiles símbolos y metáforas que utiliza, que están a la vista si prestamos atención, sobre todo a los pasajes bíblicos que al director de la prisión tanto le gustaban (predicar, más no practicar, como a la mayoría). Una película que, junto a The Green Mile (con la que tiene mucha semejanza), redimió a Hollywood en los 90.




Avatar

A James Cameron le gustan las películas largas, está demostrado. Esta en particular me impresionó (y ni tanto), por el tipo de tecnología que utilizó. El motion capture o captura de movimiento ya ha sido utilizado con anterioridad, pero nunca de tal forma que permitiera al director capturar el movimiento de los actores y ver el resultado final (o un borrador del mismo) en tiempo real, con escenarios y ecosistemas creados previamente. Dicho esto, he de decir que el trasfondo ideológico está realmente trastornado, aunque realmente somos pocos quienes cuestionamos estas ideas.

Sobre el tema ya ha escrito Edwin en su blog y estuve de invitado en Libertopolis, junto a Susette (no dejen de leer el blog donde ella colabora) y Marta Yolanda, para hablar al respecto. Aquí está el link.

En resumidas cuentas, es una historia contada mil veces de mil formas distintas, sobre el soldado que pasa a formar parte del grupo contra el que combatía inicialmente (algo así como Danza con Lobos en el espacio), donde se habla además de regresar a estar en contacto con la naturaleza, pero desde el punto de vista tan desagradable y políticamente correcto donde se considera a la misma como una deidad y no como un elemento para crear más y mejores cosas. También era una película con mucho potencial para hablar de grandes temas como el conocimiento, la bioingeniería si se toma desde el punto de vista de la ciencia ficción y el tema de la propiedad privada y la invasión (por parte de una agencia gubernamental, ¡vaya usted a creer!), sólo que Cameron lo pasó por alto.

Sherlock Holmes

Y por último, el otro estreno de la temporada, sobre el personaje de Sir Arthur Conan Doyle, llegó solo unos días detrás de Avatar y la destituyó del primer puesto en las recaudaciones, lo que me hace muy feliz, ya que este detective es emblemático cuando se habla de hombres que utilizan la lógica (y de qué manera). Además, Robert Downey Jr. le hace justicia al legendario investigador con su interpretación.



Cinematográficamente es bastante interesante, aunque tiene “Hollywood” escrito por todos lados. La música de Hans Zimmer me encantó, como siempre, y el soundtrack será añadido a la colección que ya tengo de este compositor. Para no arruinar las sorpresas que trae esta producción, dejaré el resto a su buen juicio. Vale la pena verla.
-

Brainstorming para despedir/recibir el año

jueves, 31 de diciembre de 2009
-

Cuatro, tres, dos, uno, un estallido de aplausos y un par de abrazos (algunos con sentimiento, otros por obligación o etiqueta)… llegó la celebración que cada uno toma para sí de forma distinta: el cierre de un ciclo de recuerdos construidos durante doce meses o la promesa de nuevas oportunidades por venir. La realidad es que este es un tiempo tan ordinario como cualquier otro y sólo lo celebramos porque el calendario nos recuerda que a alguien se le ocurrió marcar este día como el punto donde el planeta termina una vuelta alrededor y el sol y comienza otra.

Esta época es la excusa para retarnos a nosotros mismos, hablar de propósitos o celebrar algunas memorias compartidas con los seres queridos. Sin embargo, la verdad es que eso lo hago el resto del año, casi continuamente, y prefiero dejar para el día de hoy un poco de introspección compartida con ustedes. Espero que no suene redicho o repetitivo lo que en este post intento transmitir, porque en verdad es sincero:

Acaso este pueblo pintoresco y eternamente inmóvil,
con algún que otro resabio de esperanza,
pero a la larga tan ensimismado como el que le sigue,
intentara detenerme, obnubilarme, desplazarme;

acaso la ciudadela con algo de historia y nada de memoria,
un cuadrado frenético donde importa más a quién conoces que qué conoces,
donde importa quién no muere y no quién vive,
como la selección de criterios abandonados y arbitrarios,
para elegir a los que sobreviven;

acaso esta metrópoli donde ya no interesa quién eres sino cuánto aparentas,
donde se ha olvidado al héroe antiguo,
admirable no por antiguo sino por héroe,
donde acaso se clama por la innovación pero no por el progreso
y donde los grandes se han disuelto entre otros,
débiles y pequeños,
porque así se acepta y reverencia;

acaso tú, el vecino, la madre de aquél o un desconocido,
acaso un adoctrinador desde su cátedra,
acaso el mismo viento o el fuego,

si alguno intentase fundirme con la corriente,
hacerme caminar el camino más transitado,
o volver a pisar la senda del poeta anterior a mí,
incluso si fuere tan grande como quien cantó a los caminantes sin camino,
o quien habló de las mujeres y el vino,
por no mencionar el que hablaba consigo mismo en el espejo,

si alguno intentase acaso cambiar mi rumbo,
porque me necesita o el mundo me necesita y viceversa
responderé fríamente que el mundo necesita lo que yo,
lo que yo quiero para estar y sentirme vivo,
y lo que cientos, miles y millones necesitan para vivir y crear vida,

porque no he de someterme a un sistema distinto al mío,
como mascota que acepta, con el tiempo, las limitaciones de una jaula
o como prisionero, que ha perdido la esperanza,
esa ave capaz de ponernos en libertad,

Y así, con un poco de esperanza
puedo admitir que quisiera que el pueblo pintoresco,
la ciudadela y la metrópolis,
y tú y el vecino y su madre y un desconocido
recordara al héroe antiguo y no sólo evitara morir,
sino que viviera y sobrepasara el miedo,
miedo de ese que nos y los hace cautivos
de una cárcel sin cerrojos ni metales
de cuando se pierden los motivos.

Sin embargo, incluso cuando ni el pueblerino,
ni el ciudadano, ni nadie
recuerda todavía las grandes causas,
los grandes motivos para vivir.
Al menos tengo el consuelo que yo,
y acaso otros pocos,
hemos caminado (y así seguiremos)
con un rumbo distinto.
Que este sea un feliz año, muy productivo, entretenido, sorprendente, propicio para aprender y aprender y que como dijo por allí el Guille en un status de Facebook, seamos nuestros propios héroes.
.

Solitudine

viernes, 25 de diciembre de 2009

Me aterra un poco volver a pensar en la soledad,
quizá porque es dolorosa y difícil de llevar,
quizá porque es irrefrenable y te enfrenta a ti mismo,
o quizá porque la sientes incluso rodeado de muchas personas.
Me aterra un poco más que te quiero, incluso cuando sé tan poco de ti,
y no me queda sino preguntarme cuán menos solo sería a tu lado,
pero la soledad es mía y sólo yo puedo salvarme de ella.
No preguntes cómo, por favor,
porque tendría que decir alguna frase redicha y fantoche,
acaso haciéndome el fuerte,
cuando la verdad es que la soledad es de esos asuntos,
pocos pero molestos,
que se salen de mis manos.
Para eso necesito las tuyas.